15 IDEAS PARA CAMBIAR EL BOWLING EN ESPAÑA



XI) Promoción y medios de comunicación

 

Hasta ahora, los 10 artículos que hemos ido colgando en esa peculiar serie tenían un elemento el común: el destinatario era "interno". Ya fuera un jugador, la AECB, la FEB o las boleras, los artículos "hablaban" para gente del sector. Incluso si parte del objetivo era captar a gente que ahora mismo no está involucrada en el bowling.

Sin embargo, casi todos los deportes tienen una vertiente "exterior", un público diferente al que dirigirse. Y es en ellos en los que debemos pensar ahora.

El bowling español se retroalimenta en un 95%. Salvo algún que otro patrocinador externo (muy escaso), todo se cuece entre el mismo grupo de personas. Jugadores, clubes, boleras (y en un reducidísimo caso las marcas), están detrás de todos los torneos y ligas, incluso en los aspectos económicos. Y eso es lo raro, lo que hay que cambiar.

Un deporte financiado íntegramente por un mismo estamento está condenado a morir o a vagar eternamente entre quejas. Creo que en eso estaremos todos o casi todos de acuerdo. La cuestión es... ¿se puede romper esa cadena?

Hasta ahora, muchos han (hemos) buscado financiación externa con resultados más bien negativos. Asimismo, la cobertura del bowling en los medios de comunicación, tanto a nivel local como nacional, es escasa o nula. Ante esta doble situación, tenemos dos posibles opciones:

a) pensar que las estrategias que hemos utilizado en el pasado no eran las correctas

b) aceptar que nadie quiere ni querrá nunca financiar o cubrir un torneo, exhibición o clinic de bowling

Sé que cualquiera que defienda la primera recibirá críticas del tipo: si eres tan listo y lo sabes todo, ¿por qué no lo haces tú? ¿Cuál es el camino entonces?

Pueden ser ciertas y yo ser un listillo, pero... me niego a aceptar la segunda posibilidad y resignarme a que todo sea así siempre.

Seamos positivos. Es mejor pensar que lo hemos hecho mal en el pasado a que no haya solución. Partiendo de esa premisa, ¿qué podemos hacer ahora?

¿Un Belmonte?


En los comentarios de uno de los artículos anteriores, alguien sugería que lo que el bowling español necesita es un super jugón, un crack que atraiga la atención de los medios. Es lo que ha pasado en 2009 en Estados Unidos con el australiano Jason Belmonte.

Belmo, gracias a su llamativo juego a dos manos, su calidad y su carisma, se ha convertido en la imagen de la PBA, y su presencia ha servido para lograr una atención de prensa y televisión como no le ocurría a la PBA en décadas.

Sin embargo, creo que la analogía no es válida para España. Lo que necesita nuestro país no es un Belmonte, sino un Chris Peters un Rob Glaser o un Mike Slade. O mejor incluso, un Steve Miller.

¿Quiénes son estos señores? Los tres primeros son los ex ejecutivos de Microsoft que compraron, en el año 2000, la PBA. Steve Miller, un ex responsable de Nike y experto en comunicación, fue la persona que pusieron al frente para revitalizar el negocio del bowling profesional.

España necesita un Miller. Una persona con contactos en el mundo empresarial y/o de la publicidad que abra las puertas. El mundo de la publicidad, de la comunicación, funciona de una forma peculiar. Es muy difícil entrar, pero si pasas las puertas, luego el camino se abre de forma sorprendente.

No necesitamos a un jugador de extremo talento (ya tenemos buenos jugadores), sino a un ejecutivo de talento. Y no hace falta uno para dirigir el bowling, sino para ocuparse de las relaciones insititucionales, buscar financiación, soporte, etc.

Grandes marcas como Coca Cola, Pepsi, McDonald's etcétera, manejan presupuestos enormes, y tienen partidas para financiar todo tipo de eventos. El bowling es caro para jugar, pero la financiación necesaria para convertir un torneo modesto en uno grande es irrisoría para las marcas. Para nosotros, 10.000 euros es una barbaridad. Para ellos, calderilla.

Si queremos hacer del bowling un espectáculo, necesitamos patrocinios externos. Y para lograrnos, necesitamos movilizarnos.

Este artículo es una llamada a todos los jugadores de bolos para que muevan sus contactos. Es hora de localizar al familiar, compañero de clase, vecino o ex novio que trabaja en recursos humanos de una empresa, tiene una firma de marketing o colabora con una agencia de publicidad. Es hora de presionar, de buscar, de moverse.

Quizás no tengan o no sepan de dónde sacar 10.000 euros para un open, pero quizás sí 3.000 para un torneo infantil. O un camión lleno de camisetas, gorras y bebidas que regalar.

No podemos esperar a que alguien actúe siempre por nosotros. Si conocemos a la persona adecuada, o a alguien que pueda conocerla, debemos hacer lo posible por llegar a ella.

Sí, ya sé que este camino es algo chapucero. Los entes (públicos y privados) que manejan el bowling deben de llevar la voz cantante. Pero para ellos va la segunda parte de este escrito.

Deporte y medios de comunicación

Siempre en esta línea, la AECB y la FEB, o la unión de ambas si ésta prospera, debe de potenciar la difusión del bowling en todos los aspectos posibles:

- En los medios de comunicación, mediante la creación de la figura del responsable de prensa

- Por internet: en medios digitales, blogs, mailing, o retransmitiendo las finales de los torneos a través de internet, como hace la Federación Catalana

- En colegios: con carteles, charlas, exhibiciones, demostraciones

- En las boleras: mediante carteles, folletos, pegatinas, chapas


Volvamos a un punto anterior. El bowling no tiene apenas cobertura en los medios de comunicación. En los últimos tres años, en los que he seguido con más atención la combinación bowling/medios, la mayoría de las veces las noticias o los reportajes relacionados con los bolos se encuadraban en alguna de las siguientes categorías:

1ª) Noticias de bolo palma. El Diario Montañés les dedica mucha atención, por ejemplo.

2ª) Reportajes de ocio para suplementos de fin de semana, hablando de las boleras, iniciación, etc. En prensa pero también en cadenas regionales o locales de televisión. En Madrid he contado al menos 10 en los últimos tiempos. Lo que no es poco.

3ª) Noticias "políticas", con temas de Cataluña sobre todo. My fault.

Sin embargo, con un poco de esfuerzo hemos visto publicados también reportajes en Marca o la revista Sport Life sobre iniciación al bowling, como un deporte. No es la nota dominante, pero es el objetivo.


El que la sigue, la consigue


Veamos ahora las cosas desde una óptica diferente. ¿Qué hace falta para que salgan noticias de bowling en los medios de comunicación? Hacen falta unos responsables de prensa que no paren de enviar comunicados, notas de prensa y propuestas a los medios.

Sí, la clave, como tantas cosas en la vida, es ser pesado y estar dispuestos a mandar algo cuando a los medios les venga bien, y no al revés.

Los medios de comunicación funcionan de una forma bastante anárquica. Ya sea en papel, radio o televisión, tienen que llenar páginas o minutos. Casi siempre está "todo el pescado vendido", pero con mucho frecuencia aparecen huecos que llenar por sorpresa y poco material del que tirar.

Yo trabajo en un periódico y puedo dar fe. Las personas más denostadas por los periodistas son:

a) los colaboradores que no paran de enviar textos innecesarios, no solicitados

b) las agencias de comunicación, que no paran de enviar informaciones sobre las empresas que les contratan.

Sin embargo, os sorprendería saber qué proporción de los textos y notas que envían unos y otros se publican o usan. ¿Por qué? Porque cuando estás agobiado, en el último momento, y no tienes nada para llenar una página, una columna, dos minutos de programa.. ellos siempre están allí. Para un roto y un descosío.

El bowling necesita responsables de prensa. Gente que haga comunicados con la previa y el final de cada campeonato, por ejemplo, y los mande al Marca, al AS, al Mundo Deportivo, al Sport. Y, sobre todo, a las agencias. A EFE, a EuropaPress, a Servimedia. A quien haga falta.

No sólo al Diario Montañés, porque es el que habla del bolo palma, como sucede en la práctica en la actualidad.

El 99% de esos escritos no servirán para nada, se perderán, pero un día, cuando les haga falta para tapar un hueco, los sacarán. Además, ahora las páginas web son lo más visitado, y en ellas tienen cabida todo tipo de noticias. Y lo mismo con las empresas.

La AECB o la FEB deberían plantearse seriamente la implantación de esa figura, de alguien para ese trabajo, o la contratación de una agencia para que lo haga, pues es fundamental.

Si queremos publicidad, necesitamos cobertura. Si queremos cobertura, necesitamos publicidad. ¿Quién romperá el círculo vicioso? El primero que logré un patrocinador de entidad, una marca grande, o el que abra las puertas de los medios.

Sea quien sea, le esperamos con los brazos abiertos.