15 IDEAS PARA CAMBIAR EL BOWLING EN ESPAÑA



XIII) La necesaria reunificación

 

El título de este artículo creo que lo dice prácticamente todo. En las próximas líneas trataré de esbozar de forma anárquica por qué considero que la reunificación entre la AECB y la FEB es absolutamente necesaria.

El enfoque es eminentemente práctico, más allá de las consideraciones filósoficas que subyacen en el trasfondo de una disputa que ya dura una década.

No voy a entrar en este momento a discutir quién tiene razón ahora o quién la tenía hace diez años, cuando se produjo la escisión. Tengo mi opinión, claro, pero el objetivo de estas 15 ideas es encontrar fórmulas que contribuyan a la mejora del bowling, no a prolongar una discusión eterna.

Así, para evitar posibles polémicas (que tienen todo el sentido del mundo y son estimulantes, pero que es mejor no alimentar en estos post), quiero hacer algunas consideraciones previas:

- Creo que la reunificación es imperiosa

- Creo que la reunificación es imperiosa, pero no a cualquier precio

- Tengo mis propias teorías sobre qué formato sería mejor, pero no las considero relevantes para la finalidad concreta de las tesis que expondré

- Sin tomar partido por una fórmula u otra, lo "lógico" sería (como se está haciendo) que la AECB se reintegre en el seno de la FEB, aunque sólo sea porque la segunda es el organismo oficial.

¿Por qué?

La gran pregunta a la que debemos dar respuesta es, ¿por qué es necesaria la reunificación? Se me ocurren bastantes motivos, pero creo que nos iría mejor estando todos juntos de lo que nos va ahora estando separados.

- Para no tener dos calendarios que se solapan y complican la temporada de los jugadores que intentan (intentamos) jugarlo todo

- Porque no es normal que alguien que lleve jugando 8 años a los bolos en España haya podido competir a nivel nacional sin conocer a la mitad de los jugadores del país

- Para subir el nivel del bowling (opens, Liga Nacional, territoriales, etc)

- Para que el estamento oficial tenga más licencias y más fuerza en la Asamblea de la FEB

- Porque sin duplicar esfuerzos se reducen costes y puede mejorarse notablemente la gestión

- Para que torneos (o incluso regiones enteras) que han muerto (deportivamente) o languidecen puedan recuperar esplendor o crecer de una vez

- Para resucitar a la FEB

- Porque con una base común de partiicipantes tendrían cabida muchos más formatos de competición

- Para que los mejores gestores, de uno y otro lado, tomen las riendas

- Para poder emprender acciones (a nivel de formación, arbitraje, comisiones técnicas) que han sido relegadas e ignoradas durante demasiado tiempo y con diferentes excusas

- Para demostrar que si han sido ignoradas ha sido porque o no se han querido llevar a la práctica o porque los encargados del bowling saben tan poco de bowling que ni sabían que eran necesarias

- Para estar, con el incierto Comité que se quiere crear, más cerca de la Federación de Bowling, o al menos de una gestión autónoma de nuestro deporte

 

Dicho todo esto, los que hayan leído las entregas anteriores podrían estar preguntándose ahora qué carajo pinta un artículo así. Por pedir, podríamos decir que para mejorar el bowling en España vendría bien una inyección de dinero de 30 millones de euros por parte del Estado.

Sería cierto que ese dinero ayudaría al bowling, pero escribir un artículo diciéndolo es bastante absurdo. No, lo que sostengo, ( y en cierto modo pido), es un esfuerzo por parte de los jugadores, un esfuerzo fundamental para que esa reunificación pueda realizarse en los mejores términos.

Me reitero en una consideración importante: la reunificación es clave, sí, pero no a cualquier precio. No vale un proceso para volver a donde estábamos hace 10 años. Ni uno que acabe con los mismos dirigentes que se están cargando los bolos en ciertas comunidades autónomas, pero encima con más "legitimidad".

Ni acabar volviendo al sistema de handicap de antes, a no tener promedios actualizados más de una vez al año, a una web poco operativa o a no tener nadie al otro lado del teléfono para resolver dudas. Debemos unirnos para avanzar, no para retroceder.

Un papel crucial

Por ello, los jugadores tenemos que tener ahora, cuando el proceso parece estar muy avanzado, un papel activo. Tenemos que contribuir, con ideas, sugerencias y críticas constructivas a que la reunificación llegue a concretarse en las mejores circunstancias posibles.

Es un momento crucial para nuestro futuro como deportistas, entrenadores o aficionados. Si las cosas se hacen mal o no se aprovecha todo lo que hemos aprendido, habremos tirado una década por la borda.

Las negociaciones están siendo bastante opacas. No está muy claro el rol de cada parte ni qué sistema de gestión se adoptará. Por ello, y ante la duda, es mejor ser previsores.

¿Qué podemos hacer? Van algunas ideas desordenadas:

- Preguntar a nuestros responsables (presidentes de las Federaciones Territoriales de la DEB, delegados de zona de la AECB, al responsable de bowling de la FEB, al secretario de la AECB, a quien esté siguiendo de cerca las conversaciones, etc

- Hacer sugerencias concretas en función de esa información

- Ofrecernos para las tareas necesarias (ahora y cuando se concrete la reunificación)

- Hacer trabajo de "lobby" para que no se pierdan, en ningún caso, las mejoras alcanzadas con duro trabajo y esfuerzo

- Hacer valer nuestra voz para que el diseño de divisiones, ligas y competiciones resultante sea el mejor para el bowling

¿Se os ocurren otras ideas?

Yo tengo muy claro que una buena integración, en la que prime lo deportivo, es algo que ayudará considerablemente a mejorar el bowling español. El problema es que, aunque el fin justificase los medios, los amantes del bowling no tenemos la menor idea ni de cuál es el verdadero fin, ni cuáles están siendo los medios.