COMPETIR A LOS BOLOS EN ESPAÑA


A diferencia de otros deportes, como el fútbol, el baloncesto, el tenis o el golf, iniciarse en el mundo del bowling puede que no sea un proceso tan intuitivo.


Al ser los otros deportes, en teoría, más populares, encontrar dónde practicarlos de forma organizada por primera vez puede ser más sencillo, pero lo primero que hay que distinguir es el tipo de implicación.

Cualquiera puede coger una pelota y tirar unas canasta o unos tiros en un portería cruzando a las canchas públicas de enfrrente de casa. O coger una raqueta y una pelota y lanzar unas bolas en una pista de tenis. Pero también cualquiera puede ir a una bolera, pedir una pista, alquilar unos zapatos y jugar unas partidas. La diferencia está a la hora de jugar más en serio, en disputar torneos, ligas o querer unirse a un equipo.

En este artículo trataremos de acercar a los jugadores noveles a los entresijos de un deporte que, pese a ser minoritario, no es tan secillo como debería.

Como hemos dicho, cualquier persona puede ir a una bolera y jugar unas partidas. Incluso puede ir a una bolera y comprar en el pro shop (o tienda especializada) unos zapatos o una bola taladrada a medida y jugar más en serio. Pero competir es diferente.

Veamos las diferentes posibilidades.

- Participar en Ligas organizadas por boleras o clubs que no requieren una afiliación.

- Federarse o asociarse para participar en Ligas Territoriales, Torneos, Campeonatos individuales, de parejas, de equipos, etc

- Jugar torneos Open

- Unirse a un equipo


LAS LIGAS


En España hay muchas modalidades de ligas no federadas, dependiendo de la ciudad en la que se organicen, la bolera o la época del año. Hay ligas individuales, de parejas o de equipos de tres y cuatro jugadores, para las cuales sólo hace falta pagar una inscripción y una asignación semanal. No requieren carnets y puede participar cualquier jugador, sin importar edad o sexo.

Suelen jugarse cada semana durante un tiempo determinado. Bien una temporada entera, bien media temporada o unos meses. El nivel de esas ligas es intermedio, pues, normalmente, participan unos cuantos buenos jugadores con gente que acaba de empezar y que no tiene siquiera equipación (bola y zapatos) propias. Es una buena forma de divertirse en familia o con amigos, no tienen mucha presión, su precio es asequible y, gracias al handicap, las diferencias entre equipos se reducen bastante.

Es una forma interesante de empezar a meterse en el mundo de los bolos, jugando con gente del mismo nivel o algo superior y viendo, semana tras semana, quién y por qué es mejor.

Otra posibilidad interesante son las llamadas Ligas Corporativas, es decir, organizas por boleras y empresas y en la que participan diferentes equipos "representando" a empresas. Suelen disputarse entre semana por la tarde, no tienen tantas limitaciones (se puede comer o beber) y el ambiente es, casi siempre, muy distendido.


ASOCIARSE O FEDERARSE



Aquí llegan las complicaciones. En casi todos los deportes sólo hay una federación, pero, para bien o para mal, en el mundo del bowling español tenemos dos opciones: la Federación Española de Bolos (FEB) y la Asociación Española de Clubes de Bowling (AECB). Los Rascadores participamos en las Ligas, Torneos y Campeonatos de ambas instituciones indistintamente, disputando el ránking de unas y otras y peleando en las Ligas Nacionales de ambas.

Por ello, no sólo no trataremos de influir en la decisión de cada jugador a la hora de tomar partido por A o B, sino que animaremos encarecidamente a todos a participar en ambas.

Hagamos un poco de historia neutra.

La Federación Española de Bolos es el organismo oficial de los bolos en España. Decimos de los bolos y no del bowling porque, por nuestras peculiaridades deportivo-geográficas, en España se juega a muchas modalidades de bolos diferentes: el bowling (la nuestra), el bolo palma, el bolo leonés, pasabolo, tres tablones, bolo celta, bolo cesped, bolo burgalés y cuatreada.

Todas estas modalidades dependen de la FEB, por lo que el bowling no es, desde el punto de vista administrativo, un deporte en sí, sino una modalidad encuadrada dentro de una federación más amplia.

Por ello, el bowling no tiene presidente, sino un Director de la Modalidad nombrado por el Presidente de la Federación Española, que es elegido, por votación, entre los delegados de todas las especialidades.

La FEB depende del Consejo Superior de Deportes y es el organismo oficial, por lo que organiza los Campeonatos de España, la Liga Nacional Española y establece las normas oficiales para el bowling en España, además de coordinar y organizar a las diferentes selecciones españolas que participan regularmente en los campeonatos de Europa, del mundo o en los Juegos del Mediterráneo, sin olvidar la Copa de Oro y otros torneos.

La AECB nació en la temporada 2000-2001 como "protesta" ante la gestión de la FEB. Los motivos fueron muchos y variados, pero tenían mucho que ver con la queja de algunos jugadores por la organización de los campeonatos, de las selecciones nacionales, las cuentas o la elección del propio presidente, pues consideraban que lo necesario era una Federación propia e independiente de las demás modalidades, y que no tenía sentido que el responsable máximo de un deporte no fuese elegido por los propios implicados, sino por deportistas de otras especialidades. Es como si los delegados de bowling eligiesen al presidente de la federación de hockey.

¿Qué características tienen unas y otras?

La principal característica de la FEB es que es el organismo oficial, y por tanto válido ante las instituciones deportivas y políticas. Para ser miembro de la selección española de bowling es necesario tener licencia federativa.

La principal baza de la AECB es la cantidad de jugadores que tiene, pues, pese a ser la oficiosa, supera ampliamente en número de licencias y, sobre todo, participantes, a la oficial.

¿Todas juegan lo mismo?

No, tanto la AECB como la FEB organizan competiciones diferentes e independientes y muchas veces los torneos y ligas de ambas coinciden en los calendarios. Hay jugadores que sólo tienen licencia de la FEB, los hay que tienen sólo de la AECB, y los hay, como Los Rascadores, que tienen ambas.

¿Todas están por todo el territorio español?

No. La realidad es que no. La AECB, en la práctica, no tiene jugadores en Cataluña pero tiene el 90% de los jugadores de Madrid. No es dominante en Valencia pero sí en Galicia o el País Vasco. Cada comunidad tiene sus particularidades. En algunas es posible disputar comepticiones de ambas y en otras la supremacía está clara.

¿Ambas son de ámbito nacional?

Sí y no. Las dos entidades tienen estamentos regionales. La AECB tiene delegaciones territoriales y las FEB federaciones territoriales. Muchas de ellas organizan ligas territoriales y campeonatos propios.

¿Qué diferencias hay en las licencias de una y otra?

La principal diferencia entre la AECB y la FEB es que la primera sólo permite asociarse a través de un club, mientras que la FEB y sus distintas federaciones territoriales permiten sacar licencias individuales.

La AECB, aunque organiza un Circuito Nacional de Torneos individuales y Circuitos en las comunidades, también individuales, no permite que ningún jugador se asocie de forma independiente, obligando a todos los interesados a formar parte de un club. El jugador que dispute alguna partida al año en un club de la AECB no podrá jugar con ningún otro equipo esa temporada, por lo que hay que tener cuidado.

La FEB sí permite las licencias individuales, y un jugador que abandone un club puede seguir jugando esa misma temporada por libre.

El precio de la Licencia anual de la AECB es de: 30 euros

El precio de la Licencia anual de la FEB es de:

¿Cómo puedo contactar con esas entidades?

La web de la Federación Española de Bolos es www.febolos.es Su sede está en Madrid, en la calle Fernando el Católico 88, en Moncloa.

La web de la AECB es: www.aecb.es No tiene sede física.

Las delegaciones territoriales de cada estamento tienen diferentes direcciones:

AECB
FEDERACIÓN
Alicante
Asturias
Andalucía
Andalucía
Aragón
Asturias
Baleares
Galicia
Castilla León
Galicia


TORNEOS OPEN



Los torneos Open son aquellos que no requieren ninguna licencia específica para participar. Están abiertos a todos los jugadores de bowling pero sus partidas no cuentan para los ranking nacionales ni sus partidas computan para los promedios de cada temporada.

Otra modalidad, algo diferente, son los los Torneos no vinculados a ninguno de estos dos organismos, pero que requieren que el jugador tenga una de las dos licencias. Es indiferente cual de ellas, pero para motivos organizativos (seguros médicos, etc) exigen una para poder participar.



FORMAR PARTE DE UN CLUB



Apuntarse a un club es, en teoría, algo sencillo, pero a veces la cosa se puede complicar. Cada club es un mundo, con requisitos de acceso, normas y costumbres particulares.

- Es habitual que algunos clubes pidan una cuota de ingreso, que puede ir desde los 30 a los 300 euros, para "igualar" al jugador nuevo con los socios veteranos o fundadores que tuvieron que hacer un desembolso inicial en los inicios.

- Hay clubes que sólo juegan competiciones de la AECB y clubes que sólo de la FEB. Hay algunos que te obligan a jugar en exclusiva con ellos, y hay otros que no, y si no participan en una de las instituciones permiten a sus miembros afiliarse a otro club.

- Hay clubes que no compiten en nada y los que hay que participan en todo.

- Los hay que subvencionan las competiciones de equipo (viajes, inscripciones, dietas) y los hay que no pagan absolutamente nada.

- Los hay con cuotas mensuales bajas y cuotas mensuales altas.

- Los hay con entrenamientos "oficiales" o por lo menos que organizan entrenamientos regularmente y hay equipos cuyos miembros no entrenan nunca.

Antes de inscribirte en un club averigua todas sus particularides y recuerda que es posible que una vez empezada la temporada no puedas cambiar de equipo. Habitualmente, cada club tiene una "bolera base" alrededor de la cual se congregan sus jugadores, que tienden, por los motivos que sean, a entrenar con mayor frecuencia en ella. Esos clubes es probable que tengan acuerdos con las propias instalaciones para que las partidas de sus miembros salgan más baratas o para obtener descuentos en material deportivo. Infórmate.

Un buen punto de partida para empezar en el bowling puede ser preguntar en tu bolera habitual qué equipos juegan por allí, cuál se ajusta más a tus necesidades, tanto económicas como deportivas y si se disputan ligas durante la semana.

Es también habitual que cuando te des de alta en un club sea éste el que tramite tu licencia. Pregunta y elige bien!

Los Rascadores