COMO DISPARAR LA CONFIANZA


La confianza es una de las características más importantes en el bowling después de la calidad técnica, pero suele ser más volátil que la parte meramente física del juego.

¿Por qué la confianza es tan relevante? ¿Por va y viene dejando a la gente con dudas acerca de su propia habilidad? Incluso los más grandes experimentan a veces dudas sobre su valía y pasan por fases de indecisión.

Todos lo hacen. Sin embargo, los campeones han aprendido que la duda no es lo importante, sino lo que haces cuando la sientes y cómo la usas. Esto es lo que separa a un buen jugador de un gran jugador. Puedes tener confianza en ti mismo, en tu juego, en tu organización, en casa o en cualquier otro lugar. Aquí te mostramos 8 maneras mediante las cuales los grandes jugadores disparan y mantienen la confianza:

1.- Dale una gran importancia a disfrutar:
Una parte importante del juego, así como de la vida, es disfrutar de lo que hacemos mientras lo estamos haciendo. Esto está directamente relacionado con la confianza. Disfrutar les permite a los mejores ser más abiertos, receptivos a nuevas opiniones y reirse de ellos mismos para romper la tensión. ¿Si no lo disfrutas de algo, entonces por qué lo haces?

2.- Enfócate
Los mejores jugadores tratan de comprender que hay una sola persona que puede controlarlos y esa persona son ellos mismos. También entienden que dentro de cualquier desempeño o tarea, ellos pueden controlar el proceso (cosas que tú puedes hacer) pero no los resultados. Enfocándose en cualquier otra cosa fácilmente se puede disparar la duda y la ansiedad y esta no es una buena forma de trabajar, jugar o vivir.
a
3.- Haz lo que sabes.
Si has entrenado bien y estás preparado sabes que tienes talento y destrezas. Confía en ellos y sé lo suficiente listo como para hacer lo que sabes que puedes hacer. Esto genera una sensación de seguridad y confianza e inmediatamente te relajará. En una competición, haz lo que practicas, lo que mejor sabes hacer y hazlo lo mejor que puedas.

4.- Desencadena sensaciones positivas
¿Cuántas formas tienes de sentirte bien? Esta pregunta paraliza a mucha gente. Los mejores escogen palabras, frases, canciones, recuerdos,  pensamientos e imágenes que promueven sentimientos positivos en cualquier momento que ellos lo desean. Así, con la evocación, logran generar sensaciones positivas y una sensación de calma.

5.- Toma decisiones concretas
Los campeones comprenden el valor de tomar decisiones concretas. Esta es una decisión echa "a propósito" y con un completo conocimiento de las consecuencias. Las decisiones concretas indican que tú estás tomando el control y dirigiendo todo lo que sucede.

6.- Sigue adelante tras fallar
Los mejores usan la palabra "fallo" como un sinónimo de éxito. Ellos construyen su confianza pese o por fallar en ocasiones y seguir adelante. Esto significa que ellos sistemáticamente unen la importancia de la retroalimentación provenientes de los "fallos" y hacen los cambios necesarios para triunfar. Pensar en seguir adelante es pensar con confianza.

7.- Usa tu experiencia
Todos los grandes tienen la habilidad de recordar sucesos pasados y usarlos en el presente. Si has desarrollado la suficiente confianza en el tiempo, bastará con colocarla de forma correcta en tu subconsciente y llamarla cada vez que sea necesario.

8.- Aprende cómo optimizar cada momento
Los mejores son capaces de llevar su atención a una perspectiva muy reducida y "ganar el momento". Esto es la habilidad de encontrar algo en el momento preciso y concentrarse en ello. Es una práctica de los mejores que desencadena confianza en el momento presente. Ellos se preguntan: "¿Cómo puedo optimizar este momento? Piensan en algo concreto, recuperan el control, se centran, se concentran y siguen.

Reflexiona sobre estos puntos cuando tengas dudas sobre tu juego, tu capacidad o tu motivación no sea la mejor. Todos atravesamos momentos de ilusión y decepción, desde el jugador novato a profesionales con 30 años de experiencia compitiendo al máximo nivel.

Lo importante es lograr salir de los baches lo antes posible y con la lección bien aprendida, para poder así hacer frente a la siguiente crisis con un bagaje mayor y perfeccionado.

Traducido por Juan Pablo Alonso

Los Rascadores