el factor suerte


En casi todas las entrevistas posteriores a la disputa de un torneo o un partido de cualquier deporte, solemos escuchar alguna mención al papel de la suerte en el resultado.

Frases como "Era mi semana", "Tenía mi día" "Todo se caía" te hacen replantearte por qué esos atletas emplean incontables horas entrenando y mejorando si luego todo depende de la suerte.El caso del bowling no es diferente al del resto de los deportes. Es más, yo creo que sufre mucho más esa actitud-percepción de que la suerte ( en vez del talento o el entrenamiento) es un factor determinante en los resultados deportivos.

Steve Wunderlich, el director de Sport Bowling y un jugador de gran éxito en la PBA en los años 80 y 90, dijo una vez, justo después de perder por muy poco una final, que "Es una pena que haya elegido una profesión en la que la suerte juega un papel tan importante". (Sorprendentemente Wunderlich ha terminado encabezando el grupo que más esfuerzos ha dedicado a recuperar la integridad del bowling).

La cuestión que se nos plantea en este artículo es entonces ¿qué influencia tiene la suerte en el bowling? ¿Walter Ray Williams Jr, Earl Anthony, Pete Weber o Mark Roth son simplemente tipos con más suerte que el resto y por eso han logrado ganar más de 30 títulos de la PBA? ¿Qué relevancia tiene en sus victorias el que ellos simplemente fueran mejores, tuvieran más talento o, simplemente, trabajaran más duro que sus competidores?

Quizás les sorprenda escucharme decir esto, pero he de admitir que la suerte juega un papel importante en el éxito de esos jugadores y de otros muchos. Es más, uno podría argumentar que todo el sistema está basado en la suerte. Desde cierto punto de vista es así. A mi entender, el bowling, como todos los deportes, se reduce a un juego de oportunidades. Es decir, por su puesto que hay unos fundamentos técnicos que dominar, técnicas de entrenamiento que practicar y conocimiento que acumular, pero al final del día (o de la semana, en el caso del bowling) el que gana es el tipo (o la tipa, sin connotación despectiva) al que le hacen menos 279 sus rivales, el que no deja ese bolo 8 indescriptible o al que le cae ese pleno pasado que nadie esperaba.

Pero lo que hace que nosotros, enfermos del bowling, no nos volvamos completamente locos por estos factores es el saber que cuanto mejor eres jugando más oportunidades tienes de sacar provecho de esas ocasiones que se presentan por sorpresa.

Hay una razón por la que Walter Ray WIlliams Jr ha ganado 43 torneos de la PBA en su carrera, y, desde luego, no es la suerte. Si ha ganado 43 torneos es porque ha llegado a las finales televisadas nada menos que 160 veces en su vida. 160 veces en 664 torneos, lo que equivale a decir que Walter se mete en la final un 25% de las veces. Pero incluso contando con eso, Walter, sólo gana una de cuatro veces; lo que marca la diferencia es que él se da, él logra, más oportunidades que el resto.

Algunos podrían decir que Walter ha tenido muy mala suerte por sólo ganar un 25% de las veces. Comparado con Tommy Jones, por ejemplo, que ha llegado a la televisión 17 veces en 132 torneos (un porcentaje ligeramente superior a la mitad que el de Walter) y que ha ganado 10 veces (un 58% de victorias en la tele), ha tenido mala suerte sí. Pero analizando el caso en profundidad, no es casualidad que Walter Ray tenga tantas oportunidades para ganar. Para todos aquellos que no lo sepan, Wlater Ray apunta en su PDA cada tirada de cada torneo y lo guarda todo: porcentaje de pocket, de strike, porcentaje de splits y de spares, y también los de sus rivales. **

La ventaja de todo ese trabajo extra es que Walter Ray tiene una perpectiva increible del juego y sabe que mientras su porcentaje de pocket, strike y spare sea mayor que el de su rival él ganará. Y los resultados le dan la razón.

Creo que esta es una gran lección para todos los jugadore que se tiran de los pelos o amenazan con reitrarse cada vez que un solid 10 les cuesta un punto en la liga de los domingos.Cuanto más des al pocket y más oportunidades te crees más opciones tendrás de ganar el torneo, y ganarlo es la mejor sensación del mundo. Esa es la razón de que sigamos volviendo una y otra vez al deporte que amamos, a pesar del dolor y el sufrimiento que nos ocasiona de vez en cuando. Al final del día, el entrenamiento y el aprendizaje es nuesta forma de darnos suerte y aumenta nuestras oportunidades de llevarnos la pasta.

Si aceptas esta premisa, el mal trago de la mala suerte es mucho más fácil de digerir. [Moraleja para Los Rascadores: cuanto más entreno más suerte tengo]

Brian Voss

.-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------**
Walter Ray Williams Jr, quizás el mejor jugador de la Historia del bowling, tiene una página web personal en la que se pueden ver las impresiones de sus partidas tirada a tirada. Dos ejemplos de la Japan Cup de 2007 aquí y aquí.

¿Cómo lo hace? Usa un software desarrollado por Warily Software para PDA y para PALM que está genial. Permite simular una partida de bolos indicando la bolera, qué bolas usas, el punto de salida de los pies, por dónde pasa la bola, si haces pocket o no y qué bolos tiras o dejas. Luego, el programa calcula para cada partida, serie , bolera o bola tu promedio y el porcentaje de strike, spare, split, qué bolos dejas con más frecuencia y qué spares fallas más a menudo. Es muy completo y divertido y tiene un precio muy asequible. Nosotros lo hemos usado, y si logras que no te distraiga de tu juego durante los torneos y apuntas con rigor proporciona una información de un valor incalculable.