EL TIRO A DOS MANOS Y LOS PESOS DE LAS BOLAS

El surgimiento y la proliferación de lo que se conoce como el tiro a dos manos en el mundo del bowling ha provocado que el United States Bowling Congress (USBC) se replantee el impacto de las reglas y la aplicación de las especificaciones técnicas del juego.

¿Cómo afecta este estilo de juego a las normas del USBC referentes a legalidad del soltado? ¿Violan los jugadores las normas si cambian de estilo y tiran el spare o incluso algún tiro volviendo al approach de una sola mano?

Y, sobre todo, ¿afecta este estilo a la aplicación de las especificaciones ténicas relativas a los pesos internos de la bola y/o al permiso y uso de los “gripping holes”o agujeros de agarre?

Estos son algunos de los muchos asuntos a considerar. Primero echemos un vistazo al soltado.

Para el USBC el delivery es “el acto de soltar la bola en la zona de juego”. Históricamente, eso se ha hecho primero agarrando la bola con una mano, desarrollando un péndulo con una sola mano y, simplemente, dejando o lanzando la bola en la pista.

Hoy, los jugadores que tiran con dos malos ponen ambas en la bola (él o ella incluso puede que no usen los agujeros de agarre) y la mantienen agarrada durante todo el swing hasta el momento del release; en ese momento, ese jugador o jugadora es capaz de impartir una cantidad muy considerable de revoluciones ayudándose con las dos extremidades.

Viendo a cámara lenta la mécanica del tiro a dos manos, comprobamos que el jugador que lo utiliza tiene una predominante. Mientras ambas están en contacto con la bola durante todo el agarre y el swing, en el momento del soltado la mano que está arriba se separa dejando al jugador girar e impartir la fuerza principalmente con una.

Por lo tanto, usando nuestra definición de soltado, cada jugador puede ser clasificado como diestro o zurdo dependiendo de la mano que predomine en el soltado. Normalmente esto se determina fácilmente mirando por qué lado del cuerpo se lleva y se suelta la bola.

Clasificar a los jugadores como diestros o zurdos, permite al USBC determinar si alguien viola la restricción que prohibe cambiar de mano de un tiro a otro dentro de la misma serie.

Un diestro que tira el bolo 10 con una mano (sea la derecha o la izquierda) no viola las normas. Sin embargo, si el mismo jugador intenta el spare con la otra mano las estará violando. Como se indicó con anterioridad, la creciente popularidad del estilo de dos manos ha provocado que los organismos competentes reconsideren el impacto del tiro sobre las equipaciones y las características técnicas de las mismas. Los asuntos tratados incluyen una definición de los agujeros de agarre y cómo pesar las bolas.

Las especificaciones del USBC permiten para su uso hasta un máximo de 5 agujeros de agarre.

El sentido de esa norma fue en su día el de permitir a jugadores con dificultades el poder sostener una bola con menos dedos o, de hecho, con más. Pero con el paso del tiempo los jugadores se han vuelto muy creativos a la hora de innovar y están probando los límites de la regla. Esta creatividad ha incluído de todo: desde incluir agujeros extra mucho más grandes de lo normal hasta tener 4 agujeros para los dedos (dos finger y dos convencionales) o incluso tener taladrados dos agujeros para el dedo gordo diferentes en lados opuestos de la bola (de hecho Mike Lastowski ganó el ABC Masters de 1983 con una bola así!

Mientras que hace bastantes años se introdujo una modificación para exigir que todos los agujeros de agarre estuviesen "cubiertos" durante el soltado, la norma actual permite a los jugadores que tiran a dos manos taladrar dos pares de agujeros a cada lado de la bola.

Esto permitiría al deportista introducir dedos de las dos manos e imaprtí así mucha más fuerza en el tiro. El USBC ha modificado esa particularidad y en la actualidad requiere que el jugador sea capaz de demostrar, que él o ella pueden usar todos los agujeros de agarre de la mano al mismo tiempo. Al jugador no se le pide que en cada tiro utilice todos los agujeros, pero debe poder demostrar, que llegado el caso, es capaz de meter tantos dedos como agujeros hay y que, por lo tanto, son de verdad gripping holes.

Todo aquél que no pueda ser cubierto, será considerado agujero de compensación. De todas formas la aplicación de ese requerimiento necesita algunas consideraciones. Por ejemplo, si un jugador tiene un agujero de una pulgada que malamente podrá rellenar con el meñique, no es razonable pensar que ese agujero tenga fines de agarre y por lo tanto debería ser considerado de compensanción.

Yo mismo, hace poco, inspeccioné una bola taladrada por un perforador bien conocido que tenía un agarre convencional, un agujero de compensación lateral y luego, además, un agujero extra de tres cuartos de pulgada perforado más o menos en el medio del grip y con una pulgada de profundidad.Cuando pregunté sobre esta anomalía, su propietario me aseguró que se trataba de un agujero extra para el agarre que usaba para hacer spares. Era más que evidente que no era así, que no tenía esa finalidad y jamás había sido usado para ello. Pero estaba.

La nueva aplicación de la norma excluiría todo intento de manipulación.Como en el pasado reciente, aunque no se requeriría que se usen todos, los agujeros de agarre deberían llenarse durante el approach y el soltado. Esto significa que el jugador que no use el dedo gordo para tirar deberá sujetar la bola en la palma de la mano de tal forma que la misma palma o el pulgar cubran el thumb hole. Si el jugador hace rotar la bola de tal forma qeu el agujero quede descubierto, estaría violandose la norma, procedería dar un warning y si la violación persiste, descalificar al jugador.

Requerir que todos los agujeros de agarre fuesen usados por una mano también simplificaría preguntas referentes a medir y pesar bolas y garantizaría que se cumplen todos los requisitos del USBC.En el pasado, permitir agujeros de agarre por toda la bola creó confusión sobre cómo pesar y garantizar que el side sea como máximo de una onza. Centralizar los agujeros facilitaría la tarea y haría mucho más sencillo idetificar todos los parámetros.

Las medidas, instrucciones y ejemplos sobre estos requerimientos técnicos se pueden encontrar aquí, en la sección del USBC dedicada a las Especificaciones Técnicas y Certificaciones.

La evolución natural de este deporte y el continuo éxito de jugadores como Cassidy Schaub (miembro del TEAM USA, Jason Belmonte o de Osku Palermaa muestran que el estilo a dos manos no va a frenarse, sino a crecer.

El United States Bowling Congress seguirá determinando cómo el cambio de la dinámica del juego afecta las normas y las especificaciones. Los próximos años serán muy movidos.

No lo duden

Jeff Henry. Departamento de normas del USBC

Original aquí.

Los Rascadores