¿Por quÉ debería empezar a jugar a los bolos?


Con este artículo pretendemos facilitar y promocionar el comienzo en nuestro deporte a la gente que ha estado en una bolera jugando y se ha divertido o, simplemente, a todos a los que les pueda parecer una opción de ocio interesante.

Quizás lo primero sería contar porque a nosotros nos ha enganchado y estamos inmersos en este “mundillo”.

El bowling es un deporte que permite, mientras se está jugando, charlar entre tirada y tirada con los amigos o compañeros de juego, mientras que en la mayoría de los deportes sólo se puede hacer una vez terminada la actividad, por lo que tiene un alto componente social y ofrece una gran oportunidad para conocer gente.

Otra característica destacable es que, para su práctica, no obliga a disponer de un número mínimo de jugadores ni es probable que se de el caso de encontrarnos con que no todo el grupo de amigos pueda jugar a la vez. Tampoco resulta importante que todos tengan un nivel parecido de juego, pues aunque se practique en grupo o se compita por equipos, su naturaleza es individual, compitiendo contra los demás, pero sobre todo contra uno mismo. En otros deportes, si los componentes tiene diferentes niveles de práctica, resulta aburrido para los de mayor nivel y desmotivante para los de menor.

En un principio, y para jugar unas partidas como ocio, la exigencia física para la práctica del bowling es baja, por lo que practicamente todos pueden jugar y alcanzar un nivel medio e sin tener que estar “en forma”. Sin embargo, cuando se pretende competir a cierto nivel es algo mas que recomendable, para poder desarrollar ciertos aspectos técnicos del juego, disponer de un estado físico apropiado. El bowling de competición tiene exigencias físicas, especialmente cuando se juegan muchas partidas en poco tiempo o en condiciones climáticas duras.

El bowling es divertido, requiere más técnica que potencia (de hecho es, después del golf, quizás el deportes con "pelota" más técnico que existe), premia más la experiencia y el conocimiento que la suerte y la improvisación, requiere coordinación, puntería, paciencia, calma y , cuanto más sabes, más quieres saber.

Como en todos los deportes, el bowling es más divertido cuando se comienza a competir, momento en el que realmente te enganchas. De hecho, posiblemente el mayor atractivo del Bowling sea la posibilidad de empezar a competir desde muy temprano y con un nivel muy básico de juego. En muchas boleras existen ligas, ya sean de parejas, tripletas, equipos de 4 jugadores , en las que uno se puede inscribir y comenzar a competir de forma amena, y divertida aunque lleve 4 días, literalmente, jugando.

Un número importante de los actuales jugadores de bowling, tanto si conocieron este deporte por medio de algún amigo o familiar ya inmerso, o, simplemente, con un grupo de amigos, comenzaron precisamente de esta manera, yendo a la bolera a jugar unas partidas y allí mismo, en la instalación, informándose de la existencia de una liga. Además, la mayoría de estas ligas se juega con handicap, lo que iguala las diferencias de juego entre jugadores.

Es imposible conocer las ligas de las diferentes instalaciones de toda España; cada uno conoce las que existen en la bolera o zona en la que habitualmente juega, por lo que lo mejor es preguntar en la bolera a la que habitualmente se acude por torneos y ligas de principiantes, pero aún así trataremos de realizar un pequeño listado de algunas de ellas, para lo cual pedimos colaboración. Podeís informarnos de la presencia de éstas escribiéndonos un correo a rascadores@losrascadores.com y trataremos de publicarla. Os animamos a todos los que de manera más o menos habitual acudís a una bolera y disfrutais con ello a informaros y participar en una de estas ligas.

Para competir en ellas no hace falta prácticamente nada, pero en este artículo sobre material de bowling podreis aprender más.