LOS DIFERENTES ESTILOS DE JUEGO

Una de las primeras preguntas que vienen a la cabeza de cualquier persona cuando va por primera vez a una bolera es: ¿cómo se tira la bola? De hecho, si acudimos un día cualquiera a una bolera veremos que el público, es decir, jugadores que acuden esporádicamente con un interés únicamente lúdico, tiende a jugar más o menos de la misma forma, esto es, tirando la bola recta contra los bolos.

Pero, ¿existe una forma correcta de tirar? Preguntar eso puede parecer una tontería a ojos de jugadores expertos, pero, en realidad, no lo es. Por sorprendente que parezca, existen más de una y de dos formas de tirar y cada una tiene sus ventajas, inconvenientes y particularidades.

¿Cuales son los principales estilos que existen?

1) Tiro recto

2) Tiro con efecto

3) Tiro back o contraefecto

3) Tiro helicoptero o spinner

Para comprender bien el por qué de esos tiros, es necesario entender dos cosas. La primera es que, aunque parezca lo más intuitivo y lógico, hacer un tiro completamente recto y potente a los bolos no es la mejor forma de derribarlos. Por razones geométricas, la mejor forma de hacerlo es golpeando el primer bolo y el que está a su costado (dependiendo de si el jugado es diestro o zurdo) con cierto ángulo de entrada mediante un tiro con efecto o curva (hook en inglés).

La segunda es que entre la zona por la que caminamos y los bolos hay algo más que una pista. De nuevo, por extraño que resulte, las pistas de bolos no son lo que parecen. Sobre la superficie de las mismas hay una capa de aceites sintéticos que modifican de forma notable (aunque imperceptible a la vista) el resultado de nuestro tiro. Cuanto más aceite tengan las pistas menos efectos cogerán las bolas y viceversa, por lo que algo que parece tan sencillo como tirar los bolos, al final, se convierte en un ejercicio ténico de primer orden.

Pero hemos mencionado 4 estilos diferentes de juego. Demos más datos de cada uno de ellos.

El tiro recto

El tiro recto es, por razones obvias, el tiro más sencillo de entender y de ejecutar, pero no es el más efectivo. Tirar recto implica elegir una linea de juego y tirar la bola de la forma más directa posible hacia los bolos, apuntando hacia el primer bolo de la pirámide (Bolo 1). Existen distintas opciones para hacerlo y cada jugador elige la que más les gusta: tirar completamente recto apuntando a la flecha del centro, tirar recto pero con ángulo desde la derecha de la pista o hacerlo también con ángulo desde la izquierda, por decir algunas.

¿Qué ventajas tiene este tiro? La primera, evidentemente, su simpleza. Puede hacerlo cualquier persona, es muy intuitivo y produce resultados inmediatos. Además, al buscar una línea tan directa, la velocidad del tiro es más elevada que en los otros estilos, por lo que para el principiante, desconocedor de la posibilidad de buscar tiros con efecto y curva, será la opción más lógica y atractiva.

Sin embargo, el tiro recto tiene un gran inconveniente: no es el más eficiente. ¿Por qué? Porque la disposición de los bolos hace que lo más conveniente para tirarlos sea hacer un tiro con un poco de efecto. Nos explicamos.

Por cuestiones geométricas, una bola que entre completamente recta golpeando al primer bolo de forma perpendicular tenderá a dejar en pie los bolos de los extremos. La mejor forma de derribar los bolos es logrando que nuestra bola impacte (entrando con ángulo) entre el primer bolo (bolo 1) y el bolo de su izquierda (de la derecha desde nuestra perspectiva o bolo 3) para lanzadores diestros o en bolo 2 para jugadores zurdos. Pero no basta con que la bola entre en ese lugar (llamado pocket), sino que, para ser eficiente, debe de entrar en ese lugar con un ángulo mínimo.

Está demostrado que es necesario un ángulo no menor  de 8º para lograr el strike, pues así la bola, al impactar con los bolos, no se desvía demasiado de  su trayectoria. Evidentemente, 8º es un tiro casi casi recto; por eso, cuando se comete  un pequeño error de cálculo y no se alcanza un ángulo de entrada satisfactorio, la bola, al tocar los bolos, deflecta (se desvía de su trayectoria ideal) y deja bolos en pie. Si hay suerte bolos juntos y, si no, splits.

Por eso se juega con curva, para aumentar el area de juego por encima de esos minimos 8º, y obtener un mayor margen de error.

En el tiro perfecto, la bola derriba sólo 4 bolos directamente (1-3-5-9 para diestros y 1-2-5-8 para zurdos) y el resto mediante rebotes; el problema tirando recto es que la bola tenderá a dejar bien los bolos de los extremos (4-6-7-10) bien el del medio (5).

Por ello, en el bowling moderno, no existe ningún jugador de nivel alto (es importante remarcarlo, NINGÚN jugador de nivel, ni en España, ni en Europa, ni en el resto del mundo) que tire recto. Todos los buenos jugadores del mundo tiran con efecto, con la única excepción de un grupo muy reducido (pero exitoso) de jugadores asiáticos (sobre todo de China, Taiwan y algún Tailándés) que utiliza la ténica spinner o helicóptero, explicada más abajo.

El tiro con efecto

El tiro con efecto es el más eficaz para derribar los bolos, pero, al mismo tiempo, es el más complicado de dominar por dos motivos fundamentales:

a) Porque es el más difícil de ejecutar técnicamente (implica además de la misma coordinación y puntería que el tiro recto -o más- giros de muñeca, posición del brazo, de la cadera etc y más referencias visuales para efectuarlo, pues ya no se trata sólo de apuntar al bolo, con la ventaja de que ésta es una marca visual clara, sino hacia zonas sin referencias para que, posteriormente, la bola coja el efecto que deseamos). El tiro con efecto se obtiene mateniendo la mano por detrás (o debajo) de la bola y haciéndola girar en contra de las manillas del reloj los diestros y a favor los zurdos en el momento en el que sale de nuestras manos.

b) Porque para realizarlo entran en consideración más variables que cuando se tira recto. La pistas, como hemos dicho, tienen aceite, pero cada bolera (y muchas veces la misma bolera) o cada torneo lo tienen colocado de diferente manera: más cantidad, menos cantidad, a más distancia, a menos distancia, de una marca, de otra etc, por lo que el efecto de las bolas varía cada vez de formas muy diferentes. Por ello, existen centenares de bolas diferentes que, en función de sus características técnicas, cogen más o menos efectos. Como consecuencia de esa complejidad, al realizar el tiro con efecto hay que tener en cuenta el estado de las pistas, el tipo de bolas que utilizamos, la cantidad de giro de muñeca que aplicamos, cuantos jugadores juegan al mismo tiempo etc

Como normal general, se puede decir que en el tiro con efecto el jugador diestro tira la bola hacia la derecha de la pista aproximándose al carril y ésta, hacia el final, gira bruscamente -describiendo una especie de parábola- hacia la izquierda impactando en los bolos. Los zurdos al revés: lanzan la bola hacia la izquierda y luego ésta gira a la derecha. Sin embargo, cada jugador de bolos tiene un estilo propio dependiendo de cómo o cuando aprendió, su constitución física, su caracter etc, por lo que podría decirse que las modalidades de tiros son tantas como jugadores hay. Sin embargo, para simplicar podemos dividirlos a todos en dos categorías principales:

a) Stroker

b) Cranker

 

Stroker

El estilo stroker es el más extendido, el más antiguo y el más "natural". Por ello, los entrenadores de todo el mundo suelen basar sus métodos de enseñanza pensando en las necesidades de este tipo de jugadores. Pese a todo, y dependiendo de la evolución del jugador, del trabajo o de las condiciones naturales del jugador, se puede cambiar el estilo

¿En qué consiste ser un stroker? Dos factores marcan este estilo:

a) Hacer girar a la bola con una rotación generada mediante el giro de los dedos

b) El tipo de swing que tienen. El jugador stroker es más elegante, más rítmico, pausado, controlado, que el del jugador cranker. Basa su éxito en su dominio del swing y la capacidad de repetir más veces el mismo tiro. Su approach (su acercamiento desde que está quieto hasta que suelta la bola al tirar) es siempre el mismo, sus hombros permanecer paralelos, su péndulo no es demasiado grande y la bola sale de su mano cuando el jugador está deslizando en el último paso.

Este tiro es más fácil de repetir, más suave, más elegante pero menos potente que el de los cranker. Su efectividad no está en la velocidad, el número de revoluciones de la bola (vueltas) o en una curva grande o explosiva, sino en la repetición, la constancia y la regularidad. La bola les rueda en lo que se conoce como semi-roller, es decir, su track está justo al lado del agujero del dedo gordo y de los dedos finger y el flare de su rodada (los anillos de aceite que se marcan en la bola cuando vuelve por el retornabolas) no es tanto como el de los crankers.

El stroker depende menos del estado de las pistas que un cranker y puede ajustarse mejor. De hecho, una conocida frase de los profesionales americanos dice que "el cranker atrae a las cámaras pero el stroker se lleva la pasta".

Como ejemplo usamos a un jugador de la PBA: el extraordinario David Ozio, que tiene un tiro precioso y es uno de los tipos más elegantes del circuito profesional.

 

Cranker

¿Qué o quién es un cranker? El cranker es un jugador con un tipo de tiro más agresivo y que produce una rotación de la bola mucho mayor, más veloz y potente gracias a que pueda hacer un giro brusco de la muñeca. El estilo cranker es mucho más moderno y, normalmente, está determinado por el tiro natural del jugador. Esto es, el que le sale sin esfuerzo al abrir los hombros más en el péndulo o al poder girar la muñeca con más facilidad.

El jugador cranker tira con más efecto, por lo que suele usar zonas de la pista que el stroker apenas utiliza para rematar el bolo 10 y tiene lo que se conoce como "late timing" o timing retrasado, es decir, que su cuerpo (piernas, cadera, tronco) llegan un poquito antes que su brazo en el último paso, por lo que "planta" el cuerpo y después tira la bola. El cranker desliza menos, clava el cuerpo y después llega su brazo con la bola imprimiedo una gran fuerza. Es un tipo de tiro más muscular, que utiliza más grupos musculares, cansa más pero que, al provocar más rotación en la bola, tiene mejores resultados cuando la bola da al pocket.

Cranker: Tim Mack. http://www.brothergate.com/3rdopenpic

Como se puede ver en esta foto de Tim Mack , el cranker abre los hombros, tanto para generar más ángulo (al tirar siempre abriendo bola o buscando curva y no en paralelo) como para permitir mejor el giro de la muñeca. Ésta, precisamente, estará mucho más tiempo por detrás o por debajo de la bola para, en el momento de soltarla, generar mucho más giro y conseguir más vueltas (revoluciones).

El estilo es menos elegante que el del stroker y más brusco, pero está cargado de fuerza y potencia. Es un tiro más complicado pero más efectivo al tocar los bolos. Requiere de más fuerza pero implica menos precisión (accuracy). Es vistoso, pero provoca más fallos. En condiciones de poco aceite (cuando las bolas cogen mucho efecto) los cranker tienen más dificultades para conseguir dar al pocket por la excesiva que curva que necesitan, pero en condiciones de aceitado más temperadas su estilo les permite tener más (y mejores) ángulos y más margen de error al apuntar a una referencia.

El track de los cranker es algo diferente al de los stroker. Estará también cerca del agujero del dedo gordo y de los dedos finger, pero más cerca de éstos que del primero, del que tenderá a alejarse. Además, en las bolas de los crankers encontraremos mucho más flare (cantidad de anillos de aceite) que en la del resto de jugadores.

Como resumen, se puede decir que el cranker es un estilo más potente pero menos preciso. Cuando las pistas están fáciles y el margen de error es grande su mayor cantidad de vueltas hace que obtengan mejores resultados, pero cuando las pistas están más difíciles por el aceite y se requiere más precisión, los cranker saldrán perjudicados en comparación con los strokers.

 

Un ejemplo: el propio y todopoderoso Tim Mack, probablemente el mejor jugador amateur de todos los tiempos.

 

El tiro back

El tiro back es una variación del tiro con efecto. En éste, hemos dicho que los diestros lanzan hacia la derecha y luego la bola gira a la izquierda y que los zurdos hacen lo contrario. ¿Cómo se hace un tiro back? Pues se hace buscando el efecto contrario, es decir: los diestros logrando que la bola gire hacia la derecha y los zurdos hacia la izquierda.

Este es un tiro que, frecuentemente, sale natural para muchos principiantes, especialmente para las mujeres, pero que nosotros, aunque no tenga de por sí nada malo, no aconsejamos. Nuevamente se puede usar la prueba del algodón: no existe ni un solo jugador profesional que tire así y, que nosotros sepamos, apenas hay dos o tres jugadores que compiten a nivel internacional que obtienen resultados decentes tirando back, pero son casos muy extraños.

Para lograr ese tiro, la mano hará un giro opuesto al del tiro con efecto. Imaginemos una mano extendida. Para tirar back la muñeca del jugador/a girará en el sentido de las agujas del reloj en los diestros y en contra en el caso de los zurdos. Es un tiro que permite mucho menos juego de muñeca, tirar con menos efecto y que no tiene muy buenos resultados a medio plazo, pero que puede ser más intuitivo y sencillo para los jugadores cuando empiezan.


El tiro spinner o helicoptero

El tiro spinner es un estilo diferente que prácticamente sólo se usa en Asia y que tiene unas particularidades muy curiosas.

El spinner utiliza bolas de muy poco peso con comparación con los que tiran con efecto. Si éstos utilizan bolas de 14,15, ó 16 libras, los jugadores helicóptero emplean bolas de 10 y 11 libras.. ¿Se pueden lograr buenos resultados con ese peso? Desde luego que se puede, pero con una técnica de soltado de bola muy depurada.

El approach del jugador spinner no es muy diferente al del stroker. Quizás menos elegante y rítimico, pero, sobre todo, suave. El spinner deja que la bola coja péndulo (generalmente no mucho) más o menos libremente y anda despacio; donde está la gran diferencia es en el soltado o release..

Spinner: Tseng Su Fen

Este release es dificil de explicar, pero en la foto de la elegante Su-Feng Tseng se puede ver la extraña posición de mano de los spinner en el momento exacto del soltado. El jugador spinner hace girar su mano alrededor de la bola generando una rodada muy diferente a la que se consigue al tirar con efecto. El resultados es un una bola que gira mucho pero que tiene una trayctoria completamente recta. El track de la bola (la zona respecto a los agujeros sobre la que gira) es spinner, es decir, que tiene un track pequeño y muy alejado de los agujeros.

La bola, lanzada así, no pierde demasiada energía en la rodada y acumula gran potencia al impactar contra los bolos. De hecho, el jugador spinner ni siquiera tiene un objetivo único (el pocket: bolos 1-3 para los diestros y 1-2 para los zurdos), puesto que le basta con tocar el palo 1 por cualquier lado para conseguir un pleno.

Al tocar los bolos se produce un peculiar efecto dominó y la bola tira los bolos 1-2-4-7 o 1-3-6-10, dependiendo de por qué lado impacte y los rebotes se encargan del resto

Es una técnica que sólo usan los asiáticos pero que da muy buenos resultados. La mencionada Su-Feng Tseng, jugadora de China Taipei (fallecida hace unos años de forma trágica) o su compatriota Cheng Ming Yang lograron varios títulos mundiales individuales (Tanto el Masters de un Mundial de Equipos, como ocurrió en Reno en 1995 en una mítica partida contra Raymond Jansson) como en la Copa del Mundo AMF.

Su ventaja en comparación con los que tiran con efecto es que a ellos el estado de las pistas no les afecta. Les da igual el tipo de aceitado puesto que siempre tiran por la misma zona y en una línea recta. Aunque tengan menos potencia en su juego que alguien que tira con bolas de 16 libras a 30 kilómetros por hora, la ventaja de no depender de aceitados extraños es mucha, y eso explica los enormes éxitos que han logrado en competiciones internacionales.

Como desventajas podemos señalar que los jugadores que practican este tipo de lanzamiento, a nivel de alta competición, tienden a lesionarse con bastante frecuencia, siendo las tendinitis cronicas en los antebrazos ( epicondilitis, y epitrocleitis  ) las dolencias más comunes.

Un ejemplo

 

Y otro en competición internacional. Se puede ver la diferencia entre uno y otro estilo

 

.
Es un estilo que nadie en España puede enseñar y que indicamos más como una curiosidad que como un estilo al que imitar.

Cuando empieces ajugar puedes decidir con qué estilo empezar. Nuestra recomendación es empezar a tirar de forma recta y después, con entrenamiento y aprendizaje, pasar a jugar cone fecto. Si no controlas los fundamentos técnicos del tiro recto, pasar al tiro cone fecto precipitadamente será perjudicial a medio-largo plazo, pues te impedirá desarrollar las fases necesarias.

Los Rascadores