LAS NUEVAS BOLAS DE BOLOS


En los últimos tiempos, no hay ningún aspecto del deporte del bowling que haya evolucionado de una forma más rápida y que haya cambiado tan drásticamente el juego como las bolas con las que jugamos hoy en día.

Vamos a hacer un poco de historia. Dado que el deporte de los bolos es milenario, y para no remontarnos tanto, sólo nos vamos centrar en las bolas de las últimas décadas. A modo de resumen diremos que a principios del siglo XX, se usaban bolas de madera y que a partir de ahí se fueron usando materiales mas duros para lograr que las bolas tuvieran una mayor pegada al impactar contra los bolos.

Usada durante los años 40 y 50, la ebonita fue un material revolucionario en su momento. Se trataba de un material blando, pero con una capacidad de fricción alta (para la época). Después,  en los años 60, llego el poliéster, mucho mas duro y  con una capacidad de impacto muy superior.

Un poco mas adelante llegó la época del uretano, que duraría hasta la década de los 90, en la que aparecen las primeras bolas hechas de resinas reactivas. Y llegamos así hasta el momento actual, en el que podemos disfrutar de unas bolas increíbles, hechas con partículas de todo tipo (diamante, carbono, etc), núcleos con unos parámetros de giro brutales, coeficientes de absorción de aceite que literalmente “secan” la pista, coverstocks que nos permiten pulir o lijar nuestras bolas según necesitemos en cada momento, etcétera. En fin, un verdadero arsenal de posibilidades que nos ayudan a elevar nuestros promedios.

Desde este articulo y en nuestra línea de difundir la “cultura de bowling”, vamos a intentar explicar, de la forma más sencilla posible, cómo sacarle el máximo partido a todo ese arsenal del que hemos hablado.

Para profundizar en el conocimiento de las bolas, hablaremos de cuatro partes bien diferenciadas a la hora de entender un poco más nuestro material:

-Tipo de cubierta (coverstock)
-Características del núcleo (core)
-Perforación (layout)
-Balance estático legal

 

Tipos de Coverstock

En este apartado nos vamos a referir solamente a los coverstocks (la superficie exterior) de las bolas para lanzamiento con efecto, dejando aparte las bolas de remate, cuyo coverstock es de poliéster. Al no ser usadas hoy en día como bola de strike, salvo en condiciones extremas en las que no hay aceite en las pistas, no haremos referencia a este tipo de cubierta.

Si tuviéramos que elegir el parámetro que consideramos más importante y decisivo a la hora de elegir una bola para saber cómo se va a comportar en pista, este sería sin duda el del material con el que se fabrica la “cubierta”. Según los fabricantes y algunos de los  mejores expertos con los que hemos tenido la suerte de hablar, el coverstock, la superficie, representa aproximadamente el 70% del comportamiento de la bola.

Antes de nada, tenemos que diferenciar los dos grandes grupos que existen: las resinas reactivas, y las resinas con carga de partículas. Estas partículas pueden ser de distintos materiales, como diamante, carbono, y distintos polímeros. También existen bolas con diferente carga de estas partículas.

La diferencia entre ambas resinas es la cantidad de aceite que son capaces de absorber por hora. Las resinas reactivas “chupan” menos aceite que las de partículas. Esto quiere decir que las resinas de partículas tienden a agarrar antes en la pista que las resinas reactivas. Esto, por sí mismo, no es ni bueno ni malo. Dependiendo del estado de las pistas puede ser beneficioso o no. Si tenemos que jugar en unas pistas con un volumen de aceite muy elevado (24-25ml), lo más lógico, como normal general, sería tener entre nuestras bolas una que tuviera esta capacidad.

Podemos destacar como algo muy genérico que las bolas de este material siempre son bolas con una curva muy progresiva, y no suelen ser muy agresivas en la parte final de la pista (backend). Por el contrario, las bolas con resinas reactivas, al no absorber tanto aceite, tienden a patinar mas, con lo que el gancho final de la bola en el backend suele ser más agresivo y angular. Por lógica, se suelen usar estas bolas en pistas con menos volumen de aceite o cuando se quiere jugar más por fuera (listones de los laterales), donde siempre tienda a haber menos aceite.

La diferencia fundamental entre bolas de partículas y bolas reactivas es que las bolas reactivas son más sensibles a las pistas con mucho volumen de aceite. Es decir, tanto los núcleos internos como los tipos de compensaciones tendrán mucha más influencia sobre el tiro, y eso hará que nuestros lanzamientos puedan ser mas irregulares. Por el contrario, las bolas de partículas, al tener un coverstock con mayor capacidad de fricción, tenderán a ser mas estables, dependiendo menos del núcleo y del tipo de perforación  que tenga y, por lo tanto, tendremos un mayor control sobre nuestro lanzamiento.

Si nos fijamos un poco en las distintas bolas de cualquier fabricante, vemos que todos tienen una filosofía muy común a la hora de fabricarlas. Por norma general, todos suelen coincidir en que sus bolas para volúmenes de aceite muy alto son con acabados mates y con alta carga de partículas; para pistas intermedias son acabados pulidos y para pistas con menos aceite los acabados suelen ser perlados y con cargas de partículas mas ligera.

Todo esto, como hemos señalado, es algo muy genérico, es decir no todas las bolas siguen este esquema.

Dentro de los parámetros del coverstock, el acabado final tiene vital importancia, y  visualmente es muy sencillo de reconocer por cualquier jugador

Como algo muy elemental, podemos entender que a mayor brillo de la superficie, menor capacidad de fricción, y por lo tanto mayor cantidad de patinado o deslizamiento (lenght) de la bola.

Hay  una creencia arraigada de antiguo que hace que muchos jugadores le tengan miedo a las bolas perladas. Debido a que en la época del uretano todas las bolas eran con acabado mate, se tiende a identificar este tipo de acabado como algo beneficioso para nuestro juego. Actualmente, ese concepto está obsoleto y, hoy por hoy, y más en España, las bolas con acabado perlado son las mas necesarias.

La bola cuanto más patina, más energía potencial de giro guarda para la parte final, y, por lo tanto, su capacidad de impacto es mucho mayor. Este concepto es muy importante, ya que no existe una bola que agarre muy temprano y, a la vez, sea muy angular y agresiva en el backend.

Todo lo contrario sucede con las bolas de acabado mate: tienden a rodar muy temprano y a efectuar una curva pronunciada, generando un giro final menos brusco, ya que su energía potencial de giro se ha ido perdiendo con la rodada.

Hoy en día, todas las bolas del mercado tienen la posibilidad de modificar y alterar la superficie, tantas veces como necesitemos. Queremos también desde este artículo desterrar otro mito al respecto: a las bolas no les pasa nada por pulirlas, lijarlas, mojarlas, taparlas, volverlas a pulir etc. etc.

De hecho, esta práctica es muy común entre los grandes jugadores de todo el mundo. A veces, la diferencia entre pasar un corte o quedarse fuera de la final es, simplemente, un pulido o un lijado en el momento oportuno.

Evidentemente, tenemos que saber qué necesitamos hacer y cómo hacerlo, y si no sabemos hacerlo, seguro que en un buen Proshop, explicando tus necesidades, te dejan la bola con el acabado adecuado.

Este tipo de acción requiere de una serie de elementos: una spinner, lijas de distinto grado, y líquidos de pulir específicos para cada grado. Como hemos dicho, en un buen Proshop deben de tener todo lo necesario.

Como un simple ejemplo podemos decir que si llegamos a un torneo, y jugamos nuestra primera serie con nuestra bola pulida y vemos que la bola llega bien al pocket, pero no termina de romper, quedando el 10, el 4, el 7 etc., y observamos que los que están lanzando series altas están jugando por fuera, si probamos esa línea con nuestra bola pulida seguramente veremos que la bola no patina la suficiente, y que se “cruza” rápidamente hacia el bolo 2.

Si vamos al proshop y le llevamos nuestra bola, le decimos, “pulir al 1200”, con un acabado muy brillante, por favor”. Veremos que jugando por fuera y con la misma bola que antes se nos cruzaba, ahora nos llegará con facilidad al pocket, y, además, llegará mas “viva”, con la lógica consecuencia de lograr más strikes y por lo tanto tener opciones de pasar a la final.

Además, el proceso es reversible: si necesitas volver a dejarla como antes, no hay problema: lija, líquidos, spinner y…..listo.

 

Características del núcleo (core)

Este parámetro de la bola es realmente el mayor desconocido. Lo cierto es que es bastante complicado entender la dinámica del núcleo de una bola, ya que se trata de conceptos muy técnicos y teóricos en los que la capacidad del concepto del volumen espacial es muy importante.

Vamos a intentar explicarlo de la forma más sencilla posible. Imaginemos una pelota hueca. Si lanzamos esta pelota al aire, esta puede girar libremente sobre cualquier eje, moviéndose en la dirección en la que inicialmente la hayamos lanzado. Pero, ¿qué ocurriría si, dentro de esa pelota, ponemos un peso un algún sitio determinado? Este peso afectaría claramente la forma de girar en el aire y la pelota tendería a girar sobre un eje de giro preferente, marcado por la posición  de ese peso que se puso dentro.

Otro ejemplo es la pelota de rugby, debido a su forma, esta pelota puede  girar en espiral, cuando se la hace girar sobre su eje mas corto, y también puede girar sobre si misma, si se la hace girar sobre el eje mas largo. Es decir tiene dos ejes de giro preferente. Si la hacemos girar por cualquier otro eje de giro, la pelota siempre va a tender en su recorrido a rotar sobre uno de estos dos ejes preferentes.

El núcleo de una bola hace algo parecido: crea un eje de giro por donde la bola prefiere rodar.
Por tanto el tamaño, la densidad la forma del núcleo, y sus parámetros van a tener una influencia importante a la hora de cómo va a rodar la bola.
Los parámetros del núcleo son unos datos que hoy en día los fabricantes nos facilitan y cuyo significado no entienden muchos jugadores. Para no hacerlo muy farragoso, vamos a explicar de forma básica qué son el RG, y el RG diff

El RG (radio de giro) es la medida de la situación del peso del núcleo con respecto al centro de la bola; por lo tanto, si modificamos el peso o la forma o la situación del núcleo respecto del centro de la bola, modificamos el RG. En definitiva, el RG es la propiedad que determina, de forma ultima, la facilidad que va a tener la bola para rotar.

Pongamos un ejemplo, si ponemos un núcleo muy denso, muy cerca del centro físico de la bola, tendremos una bola con un RG muy bajo (center heavy ball). Esta disposición genera una mayor facilidad para añadir tasa de revoluciones a la bola y ayuda al jugador a rotar la bola, provocando una mayor fricción sobre la pista, y como consecuencia un break point (punto de la trayectoria de la bola, donde se produce un notable cambio en la dirección)  mas temprano y una mayor curva.

Si por el contrario, ponemos el peso de mayor densidad del núcleo, muy cerca de la superficie de la bola, obtendremos una bola de RG muy alto (cover heavy ball). Estas bolas son más difíciles de rotar para el jugador, ya que al tener el peso más excéntrico, añade menos tasa de revoluciones. Por lo tanto ese tipo de bolas tienden a deslizar más, y a realizar un hook más tardío.
En resumen, podemos decir que el RG nos va a dar una idea de cuan pronto va a comenzar a girar una bola, un RG bajo, tenderá a girar mas pronto, y un RG alto, tenderá a deslizar mas.

Todos estos parámetros están regulados por organismos internacionales, como al ABC, y el WIBC, que establecen que el radio de giro mas bajo, es de 2.430 pulgadas, y el radio de giro mas alto es de 2.800 pulgadas

El otro parámetro que nos facilitan es el RG diff, o radio de giro diferencial. Este parámetro es la diferencia de cuando la bola se hace rotar por el Rg máximo y por el Rg mínimo. Para explicar muy brevemente este concepto podemos decir que si un núcleo tiene dos coordenadas (alto y ancho) el Rg máx sería el parámetro del giro en el sentido “vertical” del núcleo, y el Rg min., seria el parámetro del giro en el sentido “horizontal” del núcleo, y que el Rg diff, es la diferencia entre estos dos parámetros. A mayor diferencial la bola será más agresiva, ya que este parámetro es el responsable de la cantidad de “flare” que la bola va a generar.

Como hemos dicho, la posición del núcleo dentro de la bola crea un eje de giro por donde la bola prefiere rodar. Cuando lanzamos la bola, el jugador crea su propio eje de giro, y según la bola va rodando, el núcleo trata de cambiar el eje de giro creado por el jugador, hacia el eje de de giro preferente de la bola. Este fenómeno lo podemos ver en las marcas de aceite que nuestra bola trae cuando vuelve, podemos observar varios anillos de aceite separados unos de otros que se denomina flare (abanico).

Una bola con RG diff tendrá un número determinado de anillos separados por un valor determinado, dado que esta bola tiende a girar sobre un eje de giro preferido. Una bola sin RG diff, sólo tendría una anillo más grueso de aceite sin ninguna separación, ya que esta bola no tiene un eje de giro preferido (como en el ejemplo de la pelota hueca que se mueve en la dirección del lanzamiento).

¿Por qué este fenómeno es tan importante?, pues porque en cada cambio de eje de rotación, la bola fricciona sobre la pista por una parte limpia, provocando un mayor agarre y tracción en comparación con una bola sin flare, en la que la rodada se produciría sobre una superficie impregnada de aceite. A este tipo de rodada se le denomina track flar”.

w

El punto donde se cruzan los anillos se denomina bow tie (pajarita).

Por tanto, como ya hemos dicho, el RG diff es el responsable del track flare, y, por lógica de la capacidad de fricción sobre la pista, a mayor RG diff, mayor flare, y más agresiva será la bola. También este parámetro nos dice el tamaño máximo del track flare, así como la separación entre los anillos de aceite.

Lógicamente, este parámetro está regulado, al igual que todos los demás, por los organismos competentes (la ABC y la WIBC).  Estos organismos se basaron en la dinámica del núcleo  de la bola Phantom, de Brunswick, para estructurar la nueva normativa.

En un principio, el RG diff máximo permitido era de 0.80, pero hace unos años y en vista de la evolución de las nuevas resinas, lo bajaron hasta el 0.60, que es el máximo permitido hoy en día.

Finalmente, habría que señalar que existen dos tipos de núcleos: los simétricos y los asimétricos. En estos últimos, los fabricantes nos marcan un punto llamado Mass Bias, (MB), o Pin secundario, que sería una segunda zona de peso del núcleo. Con este segundo punto se pueden realizar compensaciones más precisas, pero no significa que los núcleos asimétricos sean mejores o que generen mayor impacto que los núcleos simétricos.

Debemos añadir y resaltar que todos los parámetros explicados tienen validez para los dos tipos de núcleos.

 

Tipos de perforación (layout)

Según hemos visto, la posición del núcleo dentro de la bola va a determinar como va a ser la rodada; es decir, según la perforemos con respecto al eje de la mano, la bola, tenderá a  realizar un tipo de giro determinado. En este apartado vamos a exponer los tipos de compensaciones más normales y básicas.

Actualmente, podemos perforar nuestras bolas según nuestras necesidades. Conociendo nuestra rodada, nuestra cantidad de revoluciones, y nuestra velocidad total de la bola, podemos pedir a nuestro perforador una bola a medid”.  Hace no muchos años, uno se compraba una bola, y se tenias que adaptar a lo que la bola hacía, y eso, en no pocas ocasiones, tenía un resultado impredecible.

En el bowling moderno el conocimiento del material con el que jugamos, se hace cada vez más indispensable. El parámetro más importante en este aspecto es el PAP (positive axis point), ya que todos los fabricantes de bolas refieren sus perforaciones a distancias sobre este punto.

Para entender el PAP necesitamos entender qué es el eje de rotación (axis of rotation). Este eje seróa  perpendicular a nuestra rodada inicial.

 

w

 

Como vemos en este dibujo, la línea roja representaría nuestra rodada inicial, (primer anillo de aceite); la línea negra seria el eje de rotación de esa rodada, perpendicular a la misma, y el punto final de ese eje, sería el PAP.

Este punto con respecto al eje del agarre de la bola tendría dos coordenadas, una vertical y otra horizontal, y son específicas para cada jugador, ya que depende de cómo se hace el soltado (release) de la bola.

Este dato hoy en día es primordial para poder perforar con total exactitud y garantía las bolas modernas. También hay que resaltar que para que este dato sea eficaz, el jugador debe de tener una rodada estable, ya que si cada vez realiza un soltado distinto, el PAP, por lógica, será distinto, y por lo tanto todos los cálculos realizados no serían los adecuados.

La distancia del Pin de la bola al PAP nos va a marcar la cantidad de flare que vamos a tener en nuestra bola, y por lo tanto lo agresiva que esta va a ser. Todos los fabricantes nos facilitan en sus manuales unas perforaciones básicas, con las distancias al PAP más habituales, pero existen miles de perforaciones posibles. Lo más recomendable siempre es hablar con nuestro perforador de confianza y elegir el más adecuado a nuestra forma de juego.

Como algo muy básico vamos a poner unos dibujos de las tres compensaciones más normales que nos servirán de ejemplo para entender la dinámica del núcleo. Evidentemente, existen miles de compensaciones, pero todas se fundamentan en los mismos principios, y si  entendemos mejor estos principios podemos ir a nuestro proshop y comentar con nuestro perforador cuál es el layout mas apropiado para nuestra nueva bola.

Esta práctica es habitual en países más avanzados a nivel de bowling, donde los jugadores saben específicamente lo que quieren y necesitan.

Compensación estándar, también llamada “label”

w

En este dibujo el bloque azul sería el núcleo y la parte marcada como MB sería el Mass Bias. Este tipo de compensación nos genera una reacción moderada, muy controlable, con un gancho final más que suficiente. Es muy recomendable para jugadores nuevos que se perforan su primera bola, pero también se usa como una bola de las conocidas como “todo terreno”.

Compensación “Leverage”

 

w

Esta disposición del núcleo, representada por el bloque azul, favorece que la bola tienda a patinar, a rodar tarde y a ser más agresiva en la parte final, ya que ha mantenido toda su energía de giro durante mucho más tiempo.

Es recomendable para jugar muy en paralelo y para jugadores que sepan girar muy bien la muñeca, ya que podría pasar que un exceso de deslizamiento provoque que la bola no llegase a coger curva nunca.
 
Un tercer layout seria el llamado Mass Biass sobre la línea del Axis.

w
Este tipo de compensación genera una rodada más temprana, y por lo tanto una curva más acusada; por ello, el gancho final será mucho menos agresivo y más controlado.  Este tipo de perforación es muy útil en patrones con alto volumen de aceite y de distancias largas.

Otro elemento clave en los layouts es el agujero de compensación (balance hole). Como algo genérico, ya que este apartado tendrá un artículo especifico, diremos que según el layout elegido, la bola tendrá que llevar un agujero de balance para  tener el balance estático legal que las normas internacionales exigen.

Pero además, este agujero, dependiendo de su ubicación, profundidad, y diámetro, va a alterar la dinámica del núcleo de la bola. El perforador con suficientes conocimientos podrá usar esta técnica para afinar mucho más la reacción de nuestra bola.

Como resumen podemos entender que la posición del bloque (núcleo), y la orientación del eje del bloque (eje formado por  PIN – MB) respecto del eje del agarre de la bola nos va a determinar, básicamente, cuan pronto o tarde va a comenzar a rodar la bola.

Combinar adecuadamente la distancia del pin al PAP y la dirección del Mass Bias es el trabajo de nuestro perforador; su habilidad, preparación y experiencia será fundamental para poder elegir lo más adecuado, pero si el jugador puede, con estos conocimientos básicos, llevar una idea clara sobre lo que necesita, seguro que el resultado final será mucho más satisfactorio.

 

Balance estático legal

Esta ultimo apartado se refiere a los pesos internos de la bola, que se miden siempre en estático (sin movimiento). Actualmente sólo sirven para dejar la bola con los pesos estáticos que las normativas internacionales exigen para que esta sea legal y pueda ser utilizada en los eventos organizados por estos organismos (Campeonatos del Mundo, de Europa etcétera).

Su influencia en la reacción de la bola es prácticamente nula, más o menos alrededor del 3% del total,  y, hoy en día, valorar estos parámetros a la hora de perforar una bola es algo obsoleto, hasta tal punto que los organismos internacionales están pensando eliminar los controles a este respecto en un futuro no muy lejano.
Estos pesos siempre son medidos respecto del centro de gravedad (Cg.) de la bola, un punto que siempre viene indicado de fábrica por el fabricante.

Los pesos estáticos de una bola son:

Peso lateral (side weight)
Peso en los dedos (finger weight)
Peso en el pulgar  (thumb weight)
Peso arriba  (TOP weight)

Los pesos laterales, en los dedos, y en el pulgar, no pueden exceder de una onza, tanto positivo, como negativo, una vez perforada la bola. El peso arriba no puede exceder de 3 onzas también una vez perforada la bola.

Para medir estos pesos se utiliza una balanza especifica y se tiene que marcar la bola dibujando los dos ejes que conforman el agarre de nuestra mano.

Por un lado estaría el eje vertical, que marcaría el tamaño de nuestra mano, y un eje horizontal, que estaría en la mitad de ese eje. Esto nos daría como resultante 4 cuadrantes. Las diferencias de peso entre estos cuadrantes no puede exceder de una onza. Si una vez perforada la bola tenemos un exceso de peso, habría que perforar un agujero de compensación en ese cuadrante para que la bola fuese legal.

Esperamos que este largo y farragoso artículo sirva de ayuda para comprender mejor el material con el que jugamos. En el bowling moderno la elección de un material adecuado y la forma en la que se taladran las bolas es determinante. Los jugadores con el arsenal mejor construido podrán adaptarse mejor, y más rápido, a situaciones imprevistas y complicadas.

Una buena bola nunca sustituirá a un buen jugador, pero la combinación de ambas será invencible. El bowling es de por sí un deporte muy complicado, así que hagamos que sea lo más sencillo posible en los campos en los que podemos ejercer un mínimo de control.

Los Rascadores