COMO MEJORAR EL SPARE


"Strike for show, money for dough"

Esta clásica expresión americana, que Los Rascadores repetimos una y otra vez, es una realidad inapelable. "Los strikes para el espectáculo, pero los spares para ganar la pasta". Hacer 8 strikes por partida sin rematar, no sirve absolutamente de nada. El remate es una parte fundamental del bowling. No todos podemos ser Pete Weber, Walter Ray WIlliams Jr o Jason Belmonte ni todos hacemos plenos en las condiciones más difíciles de pistas, pero la mayoría de los jugadores que llevan cierto tiempo jugando deberían ser capaces de rematar, al menos, entre el 90% y el 95% de los spares que les quedan. No contamos los splits, sólo los spares "sencillos".

La técnica del spare es mucho más sencilla que la del strike y, bien ejecutada, no se ve afectada por las condiciones de pista ni por otros factores externos. El spare, el patito feo del juego, sobre todo para los más jóvenes que, impresionados por los grandes efectos y los plenos poderosos, lo desatienden, es en realidad el gran selector, el factor que determina quién gana y quién pierde.

Walter Ray Williams Jr, seguramente el mejor jugador de bowling de todos los tiempos, acaba año tras año a la cabeza de la lista de mejores rematadores. Sus números al final de la temporada alcanzan fácilmente el 95% de bolos sueltos rematados. Él falla 10 bolos en 300 partidas, cuando nosotros los fallamos, fácilmente, en 3. Su habilidad, concentración y simpleza hacen de él una máquina perfectamente engresada y capaz de tirar siempre los bolos. Con y sin presión, en pistas rápidas y listas, por la mañana o por la noche, en individual o en equipo.

Por ello, Los Rascadores incidiremos, una y otra vez, en la importancia del spare y dedicaremos más de un artículo a este tema.

En este primero ofrecemos unos cuantos consejos para aumentar nuestro porcentaje de remates y unas cuantas reflexiones sobre el mismo.

- Para el spare, lo que vale, es la filosofía maquiavélica: el fin justifica los medios. Lo importante en el spare es tirar siempre los bolos, no la forma de hacerlo, por lo que, sin duda alguna, el mejor método para rematar, es el que funciona. Hace años, Toby Contreras, un jugador americano que fue rookie del año de la PBA y que es buen amigo de Florentino Carrera, dijo sabiamente: "el spare no tiene técnica; o se tira, o no".

- Sin embargo, la clave para analizar un sistema de spare es ser honesto y responder, con sinceridad absoluta, a la pregunta: ¿de verdad funciona mi forma de rematar? Hay mucha gente que, ante la sugerencia de tirar el spare de una forma determinada, probar referencias nuevas o cambiar de bola, asegura "yo remato así y me va muy bien" o "tengo mi propio método!". Eso a Los Rascadores nos parece muy bien, siempre y cuando funcione. Afortunadamente, y a diferencia de otros aspectos de la vida o del juego, saber si funciona o no es fácil, porque los números no mienten. Si fallas 4 de cada 10 bolos sueltos que tiras, el sistema no funciona lo suficientemente bien y hay que ajustarlo.

- Hay muchas formas de tirar los remates: con bola de remate o sin ella, a velocidad normal o mucho más rápido, con efecto o sin él, con líneas abiertas o con menos ángulos, quebrando la muñequa o sin quebrarla, tirando la bola normal o mucho más lejos etc etc. Todas son válidas si funcionan, pero, para bien o para mal, las hay mejores y peores desde el punto de vista "técnico".

Nosotros recomendamos usar una bola de remate o plástica para hacer los segundos tiros. ¿Por qué? Porque haciendo el tiro de forma recta y con una bola que no coge efecto, las líneas que necesitamos para tirar los bolos son siempre las mismas. Si buscamos los spares tirando con efecto, el estado de las pistas modificará forzosamente nuestra forma de tirarlo. Si las pistas están secas (sin aceite) las bolas cogen mucho efecto y si están rápidas (mucho aceite) cogen poco, por lo que, según estén de una forma u otra, habrá que tirar la bola por un lado u otro.

Eso implica meter muchos factores en la ecuación del tiro (cuanto sube la bola, cuando y cuanto coge el efecto, la velocidad del tiro, qué bola se usa) y cuantos más factores y más pista recorra la bola, más fácil será cometer errores. Tirar recto y con una bola de spare no garantiza el éxito, pero disminuye las probabilidades del fracaso.

Dicho esto, pasamos a indicar una serie de consejos que pueden facilitar el remate, tanto en condiciones de pista normales con en otras (muy secas) en las que nuestro tiro habitual puede no funcionar porque, pese a usar bolas plásticas, la reacción no sea la habitual:

- Al tirar, y sin modificar la ejecución del tiro (es decir, sin forzar en ningún momento ni alterar nuestr swing) trata de aumentar la velocidad de la bola. Eso hará que la línea por la que tiras sea más recta y que la bola tenga menos tiempo para reaccionar y coger efecto.

- En la posición de salida, coloca la bola un poco más alta de lo normal. Esa postura aumentará la velocidad del tiro sin afectar al resto del juego

- Quiebra un poco tu muñeca cuando sostengas la bola en la mano en la posición de salida. Una muñeca quebrada facilitará que la bola salga con un axis de 0 grados (el mínimo posible) y que la rotación de la bola sea la mínima y se produzca hacia adelante.

- Apunta más lejos. Cada jugador, a la hora de tirar, usa unas referencias propias que le sirven para apuntar. Muchos utilizan las flechas, que pese a estar algo lejos (entre 15 y 17 pies) son una ayuda visual muy cómoda. Otros usan los primeros puntos de la pista, mucho más cercanos u otros zonas intermedias. Sea cual sea tu referencia, como ayuda al spare pudes buscar una referencia que esté más alejada de ti. No hace falta que sea mucho. Uno o dos pies (entre 30 y 60 cm) es más que suficiente y hará que la bola patine más en la pista. Eso vale tanto en el spare como en los tiros de strike.

- Cambia la posición de tu meñique. Al agarrar la bola coloca el dedo índice pegado al anular y al corazón, pero aleja el meñique un poco del resto. Esto facilitará que la bola deslice más y que el giro final sea mínimo.

- Visualiza la zona de remate. Hacer el spare, aunque lo hayamos tirando cientos de veces y sea un movimiento mecánico, es importante. Mientras que para el strike siempre nos concentramos a fondo, aunque las pistas estén muy fáciles, el spare, muchas veces, se tira de forma precipitada. Cada remate es importante y por ello el momento anterior al tiro lo es también. Visualiza la línea por la que va a pasar tu bola de camino a los bolos. Píntala en tu mente con un color fuerte y concéntrate en ella como si pudieras verla. No tengas prisa, mirala cuanto sea necesario hasta que estés seguro de dónde está y hasta dónde llega. Recorre con tus ojos esa línea ficticia varias veces, estudiando la ruta con detenimiento y lanza la bola por ella.

- Coloca tu cuerpo en parelelo a esa línea. Los pies y los hombros deben de estar perfectamente alineados con el bolo o los bolos a los que apuntamos. Si buscamos tirar el palo 10 nuestro cuerpo no puede estar enfocado hacia el 5 ni nuestros pies pueden llegar apuntando al 7. Debe existir una coordinación entre pies, hombros y brazo.

- Si, pese a lo anterior, sigues fallado los remates porque giras la mano y la bola coge efecto, trata de hacer lo siguiente. Concéntrata para que sea el dedo meñique el que "mande" en el movimiento. Haz que sea ese dedo y no los demás el que lleve la voz cantante. Si es el meñique el que lleva el movimiento el giro de la mano será el menor posible. Si todavía tuvieses problemas puedes intentar algo más: que sea el codo el que mande en la ejecución. Céntrate en el codo como referencia, que sea éste el que se encargue de llevar el movimiento del brazo hacia el bolo. Esto reducirá el efecto a su mínima expresión y debería bastar para que la bola deje de subir (coger efecto). El brazo (meñique y codo) quedará enfocado al objetivo, sea el bolo que sea, por lo que el follow through será el más adecuado para el tiro recto.

- No tengas miedo. Si has entrenado correctamente y tus referencias de remate son buenas, no tienes nada que temer. Has hecho ese tiro miles de veces (literalmente) así que sabes cómo hacerlo. Simplemento hazlo de la forma más sencilla, sin movimientos bruscos ni giros raros.

- No desprecies el remate. Un spare fallado supone entre 8 y 15 bolos perdidos. Tres remates regalados en una serie de 6 partidas son 40 bolos o 7 palos de media. No nos podemos permitir eso. Una partida mala por culpa de los splits es terrible pero muchas veces inevitable, pero regalar 75 euros por no concentrarnos es un error descomunal.

Estos consejos no te harán mejorar tu spare. Ponerlos en práctica sí. Entrena duro y mejorarás. Olvídate de las excusas y mejorarás. Aprende y mejorarás.

Los Rascadores