TUMBANDO PINES (4)

Hola estimados amigos, me complace compartir con ustedes esta nueva entrega de Tumbando Pines. Como en la anterior edición del artículo me referí a los diferentes tipos de mantenimientos y observé bastante receptividad,  me voy a permitir elaborar esta cuarta entrega y las dos próximas ediciones (Números 4, 5 y 6) con extractos de una entrevista personal realizada para la revista Bowling al Día, en la cual se trataron temas muy relacionados a las condiciones de aceitado, pelotas utilizadas, técnicas de entrenamiento, etc.

En la oportunidad que salió publicada dicha entrevista debieron editarse algunas partes por razones de espacio, así que aprovecharé la ocasión para difundir aspectos no publicados que puedan ser útiles para ustedes. A continuación 2 preguntas y respuestas de la charla mantenida con Andrés Guzmán y Anabelle Yánez, a quienes agradezco nuevamente la entrevista realizada en el año 2006.

¿Cómo identificas eso del aceite?
Observo a los demás jugadores una tanda antes de la mía, luego de verificar el mantenimiento ya publicado. Conozco la cantidad de pies de aceite, el volumen total y su distribución sobre la pista. Digamos que es 45 pies con un volumen alto o  intermedio concentrado en el medio, la bola va a deslizar mucho y rematará muy tarde porque existe una buena cantidad de aceite y solamente hay 15 pies sin aceite para llegar a los pines. Como sé que las canchas van a estar rápidas, escojo mis pelotas de agarre temprano y remate relativamente suave para facilitar la repetición, jugaré bastante de frente por el medio pasando entre las tablas 16 y 18 para que la bola no cruce muchas tablas y al llegar a su punto de quiebre esté aproximadamente en tabla 12, muy cerca de la zona del 1-3 o zona de strike.

Hernández proporciona una forma sencilla de determinar si las canchas estarán rápidas o lentas. “Hay un método muy fácil para conocer la pista: haces dos lanzamientos con una bola intermedia, en uno tiras una bola al pin 7 y otro al 10. Si la primera bola pasa por delante del 7 y la otra le pasa por delante al 10, están pesadas o poco aceitadas pero si  sigue su curso y no le llega al 7 y hacia el 10 se cae en la canal, están rápidas o bien acondicionadas. Luego haz otro lanzamiento por la zona media de la pista buscando el 1-3 y allí ya tendrás buena idea del mantenimiento”. Según él, éste sistema lo pueden utilizar desde principiantes hasta jugadores experimentados. En definitiva, trato de determinar la zona de la pista donde me siento más cómodo y por supuesto aquella en la cual se está jugando bien en general.

Tengo que ver qué ocurre en la medida que vamos jugando. Anteriormente, las canchas se ponían lentas porque el aceite desaparecía de las pistas y las bolas no rodaban mucho el aceite hacia abajo. Hoy en día es al revés, el aceite se va hacia abajo, entonces la bola no remata así que es necesario cambiar para una bola más agresiva  o moverte en la pista a la derecha para compensar lo que la pelota no está rematando. En otros casos de aceitado largo y voluminoso puede suceder que luego de varias líneas el aceite se aparte o desaparezca de la zona central, debido a la porosidad de las bolas usadas o a que todos los jugadores están en la misma zona, entonces la pista se abre, argot bolichero, y se crea como un canal que permitirá juegos muy altos. Como he señalado previamente, la persona que sepa leer la pista de manera rápida y ubicarse antes que los demás en la zona adecuada, con la pelota idónea  y la velocidad requerida, entre otros aspectos, tendrá una ventaja inicial, para mí esto es tanto o más importante que tener un buen juego físico.

En consecuencia, Hernández cree que tiene más posibilidades alguien que sepa adecuarse a las condiciones de las pistas, independientemente de la fuerza y las revoluciones. Ahora, si hay alguien que tiene revoluciones, juego físico fuerte, camina la cancha bien, llega bien, conoce el mantenimiento de la cancha y sabe adaptarse a las condiciones de las pistas, ese en principio será difícil de derrotar. Cuando hay varios jugadores como el descrito y yo no he podido ubicarme bien, haré mi mayor esfuerzo para no llegar de 30… trabajando fuerte de repente llego de octavo o a lo mejor un tercero. Y si tus competidores se descuidan y tú te encuentras en la cancha a lo largo del evento sin dar mucha ventaja al comienzo, también se puede ganar el torneo... no te rindas nunca

¿Qué les recomiendas  a los jugadores jóvenes?
Es importante trabajar en la fortaleza mental, todo jugador debe lanzar cada pelota con similar intensidad evitando las altas y bajas excesivas de adrenalina, tener una concentración adecuada, mantener la motivación, no rendirse nunca y presentar una actitud positiva. En el aspecto técnico debe ser capaz de efectuar ajustes con su cuerpo, conocer a fondo su equipo y saber de mantenimiento, esto último sólo como guía  porque una cosa es lo que se escribe y a veces es otra la que se presenta en la pista.

Un mismo mantenimiento varía de una bolera a otra y la bola puede comportarse de manera totalmente diferente. Hay aspectos que influyen como la superficie de las canchas, si es madera o sintético, las propias diferencias en sintético como por ejemplo el Brunswick o AMF, si las pistas están totalmente niveladas o no, la humedad, etc. Personalmente estudio el mantenimiento, me monto en la pista y empiezo a lanzar pelotas. Si es un mantenimiento corto de 34 pies pienso que usaré bolas de fuerte o intermedio avance; si es 44 pies, en teoría deberán ser bolas de más agarre para que rematen más temprano en la pista.

Viendo el mantenimiento, luego entrenando en la práctica oficial, uno debe conocer medianamente por dónde debe estar la pista y qué  bola usar, luego le harás ajustes a la cobertura. Si es un torneo nacional que no tiene práctica deberás llevar la cobertura de acuerdo a lo que has visto y a tu instinto, para después decidir en la pista con unos cinco lanzamientos de calentamiento. A veces uno se llevará sorpresas, pero conociendo tu equipo y acerca de la lectura de las pistas, entiéndase la cantidad de aceite que puede haber, por dónde está, por dónde se corre o el momento en que desaparece o se aparta, tendrás grandes oportunidades de hacerlo bien.

Apreciados lectores, espero que hayan disfrutado, si alguien está interesado en obtener la entrevista original con todas las preguntas que debieron editarse en su oportunidad, no dude en contactarme y con mucho gusto se la suministraré. Por los momentos me despido y nos vemos próximamente para continuar Tumbando Pines.

 

Arturo Hernández                              

Economista –  Bolichero - Correos: bowlingarturo@cantv.net  y arturohs@hotmail.com

Tumbando Pines Edición No 4 Mayo 2008